Inicio

Enlaces
E-Mail

Manuel Jerónimo Reyes
Cerámica Negra Moldeada y con Aplicaciones

Contacto:
Calle Hiquingaje SN
Comunidad Santa Fe de la Laguna
Quiroga, Michoacán
454 354 9209, 454 354 9138 (mensaje), terheriarte57@hotmail.com

Manuel Jerónimo Reyes hace espléndidos candelabros, donde se pueden colocar de una hasta 25 velas, cuya elaboración se lleva a cabo con base en una mezcla de arcillas que cosecha en dos minas cercanas. Nació en 1957 en Santa Fe de la Laguna, Michoacán, y desde niño pudo apreciar la fabricación de cerámica de manos de su abuelo, quien solía bajar de las montañas para almorzar con su nieto a media mañana y después se iban al taller, donde el anciano se dedicaba con esmero a su trabajo de figuras de barro, mientras que el niño se sentaba a observarlo.

Además de los candelabros, que son su especialidad, también trabaja la artesanía de incensarios, ollas, platos y otros objetos utilitarios bajo pedido. Vale resaltar que una vez elaboró un juego de ajedrez para participar en un concurso en Morelia y obtuvo el primer premio. Todas sus piezas están hechas en moldes. Incluso, los detalles de aplicaciones que decoran su cerámica están hechos en moldes heredados de su abuelo o de su madre, quien también fue una gran alfarera, o en los que él mismo ha realizado.

Manuel utiliza una arcilla "especial" para sus piezas que resulta de la  combinación de arcilla roja y blanca, una"melcocha" maleable y resistente al fuego. Moldea sus piezas, las ensambla y las pule con piedras que encuentra; luego pega el aplique, que consiste por lo general de pequeñas figuras de palomas y otras aves,  ya que las piezas decoradas tienden a venderse mejor. Él ha tratado de decorar su trabajo con peces u otros animales, pero los favoritos son las aves.

Una vez que termina una pieza la coloca en una habitación cerrada, "para que la arcilla pueda secarse en paz". Después de tres o cuatro días, las mete en un horno de leña encendido al aire libre que alcanza una temperatura de cerca de 600° C (1100° F).  Al día siguiente les aplica el barniz o greta, como se le conoce, el cual contiene óxido de cobalto o cobalto azul y se pone para producir el característico tono negro brillante. Después de que las piezas son vidriadas, se meten al horno de nuevo, ahora a temperaturas variables desde 900-1000° C (1650-1830° F). Luego se retiran del horno, se limpian y quedan listas para venderse. Si las ollas o utensilios se utilizarán para cocinar, entonces usa un esmalte libre de plomo que no es tóxico.

(Gracias a Fomento Cultural Banamex, "The Great Masters of Oaxaca," y
Museo Textil de Oaxaca para los fotos y narrativo.)

Inicio

Enlaces
E-Mail