Inicio

Enlaces
E-Mail


¿En dónde se alojan los artesanos mientras que estan en Chapala?
Usted también puede ser un anfitrión!

Host Host Host Host

Todos los artesanos que asisten a la Feria Maestros del Arte se alojan con familias del Lago de Chapala. Esta experiencia ofrece una oportunidad única para forjar lazos entre las culturas de las familias de diversos orígenes. Muchos artesanos no han tenido la oportunidad de conocer a los extranjeros que vienen a vivir su país y, a menudo, los expatriados han llegado a conocer a muchos de los mexicanos con interacción íntima y personal.

Una parte maravillosa de alojar a un artesano y su familia en su hogar son las historias dulces y divertidas que usted puede contar después, como las siguientes.

¿ Dónde Dormir?

Dos de los artesanos de la Feria viven en un pequeño pueblo en las montañas de Michoacán. Hasta que la Feria los invito sino nunca habían estado en casa de un expatriado. No fue hasta después de la Feria que su anfitrión descubrió que Cecilia y Fidel no habían dormido en sus camas, sino que encima de las cobijas. Tampoco habían usado las toallas y parecia como que no se habían bañado. Ellos no querian ofender o aprovecharse de la hospitalidad de su anfitrión, esta gente modesta hizo lo que creía que se esperaba de ellos como invitados. Esta situación trajo a nuestra atención, la necesidad de que los anfitriones tienemos que explicar y/o demostrar ciertas cosas a sus huespedes – mostrarles donde esta el agua caliente, decirles que el jabón y toallas son para su uso personal, etc

Waffles me dices! Catalina y su familia (de una pequeña ciudad en las montañas de Michoacán) fueron huespedes maravillosos. Después de hacer la cena y preocupada por que nuestros artesanos estuviesen recibiendo suficiente comida de la “buena”, decidimos que en una comida serviriamos waffles. Nuestros huéspedes quedarontan encantados con los waffles, no que no sólo comimos la siguiente mañana en el desayuno, sino que siempre que le preguntábamos a Catalina lo que ella queria para comer, ella decía "Waffles, por favor." Antes de irse, le regalamos una plancha de waffles. Nos complació la manera en que Catalina sonrió con alegría al recibi la. Esperamos que regresaren el próximo año para que podamos continuar aprendiendo sobre la cultura el uno del otro. Gracias por una experiencia maravillosa. " Margaret y Bill

Falta Un Artesano. Estábamos planeando el recibimiento de dos familias para el programa Maestros del Arte. Habiamos recibido una llamada de Marianne diciendonos que nuestra primera familia estaba lista para ser recogida. Mi esposo, Daniel, llegó al lugar para recoger a la primera familia y lo siguirían a nuestra casa con su camión de gran tamaño. Al arrancar el coche, un hombre joven y su madre tocaron en la ventana para subir. Pensando que ellos debían ser nuestra segunda familia, Daniel los subio y los llevó a casa, y como estaban cansados de su viaje en autobús desde la zona de Pátzcuaro transportando nueve grandes cajas de productos, de inmediato se instalaron en su habitación y se durmieron. Una hora más tarde, Marianne llama y me dice que nuestra segunda familia ya está en el sitio de la Feria y lista para ser recogida. Le dije que ya teníanos dos familias y no más camas extras. Ella me pidió sus nombres y cuando le dije ella dijo: "Así que ahí es donde esta mi artesano desaparecido! Pensé que lo había perdido!" Donna y Dan

¿Usted está dónde? Un año, un anfitrión invitó a cuatro de las seis personas de la familia Molinero a su casa. Los otros dos miembros de la familia se alojaban alrededor de la esquina con otro anfitrión. La familia tomó un camión desde Tzintzuntzan, Michoacán, pero no llegaro hasta la medianoche antes del lainauguración de la Feria. Se les había pedido tomar el autobús hasta llegar a Chapala, sin embargo, cuando Marianne regresó a su casa después de mostrar a otros artesanos donde se alojaban, su compañero de casa le dijo que alguien había llamado y todo lo que dijo en español era, "Molinero, Camionera "y colgaba. Al darse cuenta de que era la familia Molinero, Marianne se subió a su camioneta y se dirigió a la Central Camionera de Tonalá, sin embargo, no tenía la menor idea en qué línea de autobús llegaron o si siquiera iba a la estación de autobuses correcta. Afortunadamente, sólo hay dos líneas de autobuses procedentes de la zona de Pátzcuaro. No hubo artesanos de espera en la primera, pero en la segunda estaba la familia Molinero, cabizbajos, evidentemente, muy, muy cansados. La saludaron con una sonrisa enorme y el gusto de que no tendrían que pasar toda la noche en la central camionera, todos los 6 de ellos apretados se subieron en la combi de 1970 de Marianne.

Cuando los entregaron a sus anfitriones a la 1 de la mañana, disfrutaron de una comida caliente de tamales, arroz y frijoles. La madre de los Molinero había subido a su habitación de inmediato. Aunque todo el mundo estaba disfrutando de su comida, ella bajó y le preguntó a Chris si debía ir hasta el lago para lavar su cabello. Chris y yo nos miramos y nos dimos cuenta que una lección rápida en la mecánica de cómo funciona la ducha era necesario. La madre de los Molinero fue a la cama contenta y con su pelo limpio. Chris y Harry

Para obtener información sobre ser anfitrión durante La Feria Maestros del Arte, llame a Brenda Byrom (376) 765-2408 o 331 534 6985 celular o por correo electrónico brenda-colin@hotmail.com


Inicio

Enlaces
E-Mail