Inicio

Enlaces
E-Mail
Celerino C. Vazquez
Madera incrustada con concha de abulón

Contacto:
Av. Luis Chavez Orozco #323
El Nith, Ixmiquilpan, Hidalgo
759 723 8488 or 771 152 0943

Celerino C. Vázquez viene de un pueblo en el estado de Hidalgo en donde todos los residentes participan en el trabajo de incrustación, aplicando delicados pedazos de abulón en la madera. Celerino crea artículos como guitarras, pianos y arpas incrustados. También hace miniaturas, cada una anidada en su propia caja hecha a mano y con una tapa que se desliza. El aprendió este oficio de su padre. En su trabajo Celerino utiliza una serie asombrosa de instrumentos, inclusive taladros, cuchillos, punzones y diferentes tipos de limas y sierras; rueda de esmeril, papel de lija; tintes y pinzas de madera, sierra eléctrica, torno y un compás. El enebro es la madera de elección utilizada para las creaciones de Celerino. El abulón, que es comprado en el Distrito Federal, es traído de Baja California.
                         
Hacer una muesca en la madera para recibir el abulón, es el primer paso al hacer una incrustación. Después la concha es procesada limándola al espesor y la uniformidad deseados. La delicada pieza es entonces cortada en la forma apropiada y colocada en la cavidad preparada, que ha sido revestida con un adhesivo de polivinilo. Como últimos pasos, la cubren con una capa gruesa de hueso quemado mezclado con agua, dándole brillo cuando seca para mostrar la incrustación terminada.

A pesar de su larga historia, el trabajo de incrustación es un arte que nunca ha desaparecido en México. En las civilizaciones indígenas en Mesoamérica fue muy estimado desde la era tolteca. En tiempos modernos, el platero internacionalmente aclamado William Spratling combinó la concha de abulón con madera de rosa morada y ébano en algunas de sus elegantes joyas.


Inicio

Enlaces
E-Mail